MITOS Y VERDADES SOBRE L A MAMOPLASTIA DE AUMENTO

Una de las operaciones de cirugía estética más demandada en Mexico y en el mundo es el aumento de pecho o mamoplastia de aumento. Hablamos de mitos y verdades sobre este procedimiento.


La mamoplastia consiste en introducir en la zona del pecho unos implantes para que este aumente de volumen. Aunque en la actualidad existe mucha información acerca del tema de la mamoplastia y de en qué consiste la operación, también son muchas las dudas y los mitos que andan deambulando entre la sociedad y que en muchas ocasiones se acaban convirtiendo en medias verdades. Hablaremos de los mitos sobre la mamoplastia.
Es muy importante entender que esta cirugía es ambulatoria, no causa el aumento del torso, sólo de la copa del busto, y las prótesis usadas son de gel de silicona cohesivo, que dan una textura y un aspecto más cercano al aspecto natural de los senos.

¿Los implantes dificultan amamantar?
No, a menos que se intervenga la glándula mamaria y que en la operación se seccionan los conductos mamarios que desembocan en el pezón. Sin embargo, esto no ocurre, debido a que en el momento de realizar la cirugía se tiene sumo cuidado y se respeta la glándula mamaria al máximo. El implante viene colocado por debajo de la glándula o del musculo pectoral SIN CORTAR LA GLÁNDULA Y LOS CONDUCTOS MAMARIOS.

¿El implante mamario redondo es mejor que el implante mamario en forma de gota de agua?
No es así, las dos formas de implantes son utilizadas y la elección entre uno y otro depende de las condiciones anatómicas de cada paciente. Los implantes redondos añaden más elevación y proporción. Los de gota de agua proporcionan un agrandamiento más natural en algunos casos

¿El post operatorio siempre es doloroso?
Es distinto según como haya sido la introducción de la prótesis durante la intervención.

Si el implante se coloca adelante del músculo pectoral, produce menos molestias. Si la prótesis es colocada detrás del músculo pectoral, el postoperatorio puede resultar más doloroso. Pero todas estas molestias son controlables con medicación.

¿Las prótesis pueden resultar perjudiciales para la salud?
Hasta el momento los estudios científicos al respecto no han reportado ninguna enfermedad atribuible a los implantes mamarios.

¿El implante mamario puede producir cáncer?
Se realizaron numerosos estudios y, a nivel científico, está demostrado que no hay relación entre el aumento del tamaño de las mamas con implantes, y la aparición o desarrollo de cáncer. Por lo tanto, este es uno de los mitos sobre el aumento de senos.

¿Los Implantes son definitivos?
Las prótesis no tienen “fecha de vencimiento”. Los fabricantes recomiendan cambiarlas cada 10 o 15 años. Sin embargo, si dichos implantes están bien, y no hubo mayores cambios en la estética, pueden permanecer sin problemas. No existen las prótesis definitivas pero sí existen diferentes calidades.

¿Está permitido colocar un implante mamario aunque en la familia haya antecedentes de cáncer de mama?
No hay estudios comprobados que demuestren que hay vínculo entre los implantes y el cáncer. No obstante, es aconsejable realizar la consulta previa con el mastólogo y los controles correspondientes después.

¿Los controles obligatorios se realizan inmediatamente después de la operación?
Los días de control postoperatorio dependen del tratamiento quirúrgico que fue realizado y de la evolución del paciente.

¿Si tengo las mamas “caídas”, necesito prótesis?
Debemos saber que los implantes aportan volumen, pero no levantan ni sostienen el seno. El procedimiento adecuado para levantar las mamas caídas es la “mastopexia”, la cual quita la piel excedente y reacomoda la glándula, dándole una mejor forma.

Los implantes se utilizan sólo en caso de que, además de levantar la mama, se quiera agregar volumen.

RIESGO DE CÁNCER DE MAMA

Por último, otro de los mitos que es bastante común oír en la sociedad cuando hablan de las operaciones de aumento de pecho es que la mamoplastia aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.Esto es totalmente falso ya que está científicamente demostrado que los implantes no provocan cáncer de mama en las mujeres. Esto es más por una predisposición genética que por un factor externo como es en este caso. Pero, aunque la mamoplastia no favorece la aparición de cáncer de mama, esto no significa que debamos olvidarnos de acudir de forma regular a realizarnos diferentes reconocimientos para saber que todo va bien en nuestro organismo.

La mamoplastia es una operación de cirugía estética que hoy en día está muy normalizada entre nosotros y que se realiza de manera ordinaria en las diferentes clínicas de cirugía estética, por lo que no deberíamos temer por nuestra salud, siempre y cuando nos la realicemos en un lugar seguro y con certificado de sanidad.